News Release

Cuatro Distinguidos Ex-Alumnos Serán Exaltados al Salón de la Fama de Santa Ana College el 5 de Junio

​(Santa Ana, CA)—Este 2015, en su centenario, Santa Ana College (SAC) tiene mucho que celebrar. Desde que fue fundado en 1915, el impacto que han tenido sus alumnos graduados ha sido transcendente. Desde estrellas de la pantalla chica y grande, como el comediante Will Ferrell (Clase de 1992), y la reportera Vera Jiménez (Clase de 1998) reportera del clima y tráfico del noticiero KTLA, a personas distinguidas que han hecho una gran diferencia en sus comunidades a través de sus contribuciones inigualables y servicio, incluyendo a la campeona de la justicia social Nora Adriana Preciado (Clase de 1997) al arquitecto Engin Artemel (Clase de 1960), los estudiantes graduados de SAC han dejado sin duda alguna su marca.

Un gran número de alumnos de SAC han continuado sus estudios y tenido éxito en sus respectivas carreras de estudio. En reconocimiento a su éxito, la Fundación de SAC a través de su Salón de la Fama de Estudiantes Egresados de SAC, reconoce a ex alumnos que han dejado su huella en liderazgo, personalidad y trabajo arduo para contribuir a sus carreras y a sus comunidades.

Cuatro distinguidos ex-alumnos serán exaltados al Salón de la Fama de Santa Ana College, en una ceremonia patrocinada por la Fundación de Santa Ana College que se llevará a cabo el viernes 5 de junio en Phillips Hall a las 3:30 p.m. Los homenajeados del 2015 son el innovador y dinámico funcionario civil Gary C. Burton (Clase de 1967), el maestro con gran trayectoria William H. Delaney (Clase de 1965), el honorable Dennis J. Keough de la Corte Superior del Condado de Orange (Clase de 1969), y la maestra reconocida a nivel nacional Irasema Salcido (Clase de 1983).

Como muchos estudiantes de colegios comunitarios, en 1964 el joven Gary C. Burton no estaba seguro que hacer con su vida. Fue durante sus estudios en Santa Ana College que recibió la orientación que lo llevaría a un camino lleno de desafíos y de satisfacciones como un campeón de finanzas tanto para el Condado de Orange como para la Ciudad de Irvine. En 1996, trabajó como el director financiero del Condado de Orange y es considerado como el arquitecto detrás de la recuperación de la bancarrota. En ese entonces, el recuerda que alguien le preguntó “¿Gary por qué aceptaste ese trabajo? La mentalidad en ese entonces era que el Condado de Orange se estaba hundiendo y que su recuperación financiera era casi imposible. A él le tomo gran sabiduría, paciencia y creatividad para diseñar el plan que lograría la recuperación exitosa del condado y su futura estabilidad económica. En ese entonces, Burton pensó que el Condado solamente contaba con un camino hacia arriba.

“Diseñar el plan financiero e implementarlo en 1997 fue algo muy significativo”, dijo Burton. “Tuve la oportunidad de reestructurar la deuda y de poder reducir la deuda con litigio”.

Burton dice que Santa Ana College sentó las bases de sus estudios posteriores en la Universidad Estatal de California en Long Beach y de su exitosa carrera en los sectores públicos y privados como contador público certificado y como supervisor financiero certificado para el gobierno. “Santa Ana College me ayudó en mi camino. Ellos siempre estuvieron ahí cuando los necesité”.

Burton ha trabajado para el Condado de Orange como contralor, para el Distrito de la Calidad del Aire de la Costa del Sur como su director financiero, para la Autoridad del Transporte del Condado de Orange, para el Condado de Orange, y como director de servicios administrativos para la Ciudad de Irvine. Para la ciudad de Irvine, diseño un plan para pagar los costos de las pensiones antes de tiempo y en reajustar el distrito de instalaciones para llevar a cabo la construcción de un parque. Actualmente, se está preparando para jubilarse, y es director de finanzas en la firma J.R. Watson Development Corp. Burton también ha sido miembro de mesas directivas y comités asesores, incluyendo Orange County Credit Union, el Distrito para la Administración de la Calidad del Aire de la Costa del Sur, la organización del Condado de Orange de la Girls Scouts Council, el Comité compuesto de Ciudadanos para la Revisión del Distrito Escolar Union High de Huntington Beach, y es además tesorero de su iglesia.

Cuando William “Bill” H. Delaney conoció por primera vez a el legendario entrenador John Ward, Delaney y su hermano mayor Robert eran estudiantes de preparatoria que entrenaban con los corredores del colegio. Ward le dio a Bill un par de zapatos nuevos para correr y lo hizo que prometiera que tendría una vida sana, estudiaría, y trabajaría duro. También el entrenador del dijo a Bill, en ese entonces en su segundo año en la preparatoria, que la cantidad de hule que permanecería en la suela de sus zapatos sería equivalente a la cantidad de dinero que tendría que pagar por ir al colegio, así que tendría sentido que corriera mucho y duro para terminarse la suela.

Después de lograr el segundo lugar en el Campeonato Estatal de Pista, Bill recibió oportunidades de becas de varias universidades importantes, pero decidió competir con los Dons de SAC por lo menos un año. Ward se convirtió en el mentor de Bill Delaney en sus competencias dentro de los equipos de campo y traviesa y de pista y campo entre 1963-1965. El formó parte del equipo que estableció marcas nacionales en dos ocasiones en competencias de relevos. Además de ensenarle sus técnicas para correr, el entrenador Ward también le enseñó su filosofía de optimismo hacia la vida. Le enseñó a Bill como responder de frente a los desafíos de la vida, y cuando necesario como responder ante la derrota.

Bill siguió los pasos de su mentor convirtiéndose en un maestro. Después de asistir a Brigham Young University (BYU) con una beca de atletismo, fue parte del equipo de campo y traviesa de BYU y de pista y campo. Se graduó con un título en historia en 1969 y fue contratado por la preparatoria Orem High School como maestro de historia y entrenador de pista. Más adelante obtuvo su maestría en BYU en administración escolar. Sus equipos de pista y campo ganaron 12 primeros y segundos lugares en campeonatos estatales y él fue reconocido como el Entrenador del Año de Utah en 1971 y fue nominado como el Entrenador Nacional de Pista y Campo del Año. “Yo nací para trabajar con los jóvenes y las escuelas”, dijo Bill. “Es algo que amo hacer y que me hace feliz, y la recompensa es para siempre”.

Fue ascendido a director asistente en 1980 y fue seleccionado como el director asistente y representante de la Asociación de Utah de Directores de Escuelas Secundarias. En 1987, fue nombrado como director asistentes de la escuela Pleasant Grove High School. Entre 1988-92, fue miembro de la mesa directiva de la Asociación de Actividades de Utah High School. En 1988, fue nombrado director de la escuela Pleasant Grove High School y en 1993 fue elegido como el Director del Año de Utah. En 1994, fue nombrado director de la escuela preparatoria más grande de Orem, Mountain View High, en donde trabajó hasta el 2001, año en que fue ascendido a superintendente asistente de los grados 7-12.

El ha sido miembro de las siguientes mesas directivas: Centro para el Avance del Liderazgo de la Universidad Utah Valley; Iniciativa para la Justicia Juvenil, Seguridad Escolar y Liderazgo; Junta de Trabajo para el Éxito Académico para la Oficina de Educación del Estado de Utah; en 1996 fue elegido presidente de la Asociación de Directores de Escuelas Secundarias de Utah.

El honorable Dennis J. Keough, un juez de la Corte Superior del Condado de Orange, ha servido en el ramo judicial por más de 30 años. Creció como el hijo menor de una familia irlandesa de primera generación. Keough no estaba seguro que el colegio estaría a su alcance. Recuerda como su madre y padre lo motivaban a él y a sus hermanos con trabajar y luchar por las cosas hasta lograr las metas. Su padre, un electricista del ferrocarril de Pensilvania, falleció cuando Keough tenía 16 años. El y su madre viuda se mudaron al Sur de California en donde fue inspirado por la carrera de su hermano mayor Lawrence como maestro de inglés en el Colegio de Fullerton.

Creciendo en Pittsburgh, Keough se dio cuenta que quería estudiar una carrera en educación superior para poder contribuir algo de valor a su comunidad y fue que se decidió por las leyes. Después de mudarse a California, tenía escasos recursos en Santa Ana pero su determinación para triunfar fue suficiente. En Santa Ana College encontró su primer y más importante paso hacia un futuro brillante al poder costearse una educación accesible y con horarios flexibles. “Vivía solo y tenía problemas financieros”, dijo. “El tener un empleo y tener que ir al colegio era algo complicado pero el poder contar con ese acceso al colegio fue algo que me dio un gran gusto”. Recuerda como pedía aventones al colegio y cómo se sentía emocionado cuando asistía a clases. “Santa Ana College fue un lugar significativo para mis sueños y ambiciones y tengo experiencias muy agradables”.

Después de recibir su título de asociado en 1969, continuó sus estudios en la Universidad Cal State Long Beach y luego fue a la escuela de leyes de Ole Miss (University of Mississippi). Con su título en leyes, empezó a practicar en Lincoln, Nebraska y rápidamente fue nombrado como juez asistente del condado, una posición que le permitió presidir sobre las seis cortes del condado en el distrito judicial número cinco del estado. Keough dejó las cortes de Nebraska para ser parte de la Fiscalía de Santa Cruz, en donde fue asignado una gran cantidad de responsabilidades. Un artículo en el periódico Santa Cruz Sentinel lo describe como “uno de los mejores y más talentosos abogados fiscales”. En 1986 fue nombrado por la Corte Superior de California como juez de la corte juvenil para el Condado de Orange. En 1989, Dennis fue nombrado como Comisionado de la Corte Superior de California. Ha sido un juez de la Corte Superior desde el 2009, cuando fue nombrado por el gobernador.

A lo largo de su carrera, Keough ha escuchado casos significativos para la Corte Superior. Desde el 2003, ha dado su dictamen en casos de abuso infantil y de negligencia dentro de la División Juvenil de la Corte. Ha recibido varios premios, incluyendo el Premio 2009 Homenaje Judicial por parte del capítulo del condado de Orange de los Designados Especiales por la Corte (CASA por sus siglas en inglés). En 1997 recibió el reconocimiento de la Escuela de Leyes de Western State University College of Law por su ‘extraordinaria contribución al sistema de la corte y judicial’. Es miembro fundador en la escuela de leyes en Chapman University de ‘Warren J. Ferguson Chapter of the American Inns of Court’ y miembro fundador de ‘Celtic Bar Association’. Es miembro facultativo de la de la Academia CASA de California, maestro y juez voluntario para diversas asociaciones.

Irasema Salcido, nació y fue criada por su abuela en un pueblo pequeño en Michoacán, México. Se mudó a los Estados Unidos a la edad de 14 años para reunirse con sus cuatro hermanos mayores y sus padres. En su adolescencia, Salcido trabajó en el campo pizcando fresas desde el amanecer hasta el atardecer junto con su familia. Sabía muy poco inglés cuando llegó a América, y tuvo dificultades al aprender el idioma en las preparatorias Loara y Bolsa Grande. Sin embargo, estaba empeñada en lograr el éxito algún día y que sus padres estuvieran orgullosos de ella.

“Ellos sacrificaron tanto por nosotros”, recuerda Salcido. “Trabajaban en el campo y apenas podían mantenernos”. Por lo que atribuye su éxito a los sacrificios que hicieron sus padres para ella y para sus hermanos.

Fue una coincidencia, el que Salcido llegará a Santa Ana College después de terminar la preparatoria y darse cuenta, para su sorpresa, que las clases en el colegio comunitario eran ofrecidas sin costo alguno. Recuerda como la idea de poder trabajar tiempo completo para mantenerse económicamente mientras que estudiaba era algo que la emocionaba el ser un incentivo para no tener que trabajar más como trabajadora agrícola. Mientras que asistía al colegio, su ética por trabajar duro la llevó a empleos en el campo, en un tienda de zapatos, una oficina, y en un banco para poder mantenerse económicamente y a su familia. Tal vez el trabajo más importante que tuvo fue como consejera de estudiantes en desventaja. Al motivar a estudiantes de grupos de minorías a asistir al colegio, Salcido se dio cuenta que había encontrado su misión en la vida.

Santa Ana College le ayudó a convertir su sueño en realidad. Una vez en Santa Ana College, consideró que sus clases en estudios femeninos eran una gran manera de obtener poder y buscó un mentor para ayudarle con sus habilidades en composición. Salcido cree que el Centro de Tutores fue clave en su éxito en el colegio, aun cuando le tomó cuatro años para poder obtener su título. “Sin Santa Ana College y sin el apoyo que recibí ahí no hubiera podido lograr todo lo que he alcanzado hoy día”, dijo. “Le debo mucho a Santa Ana College por las tantas oportunidades que tuve ahí; tuve maestros que de verdad les importas y el principio de una vida que se convirtió en mi vida”.

Después de sus estudios en Santa Ana College, se transfirió a Cal State Fullerton y continuó trabajando para lograr la acción afirmativa de los estudiantes, una causa que se convirtió en su pasión. Después de graduarse de CSUF, trabajó en MALDEF, el Fondo Mexicoamericano para la Defensa Legal y Educacional. Luego obtuvo su maestría en Harvard University, una experiencia que recuerda como muy difícil pero muy satisfactoria. Una vez que obtuvo su maestría fue administradora de una preparatoria en Washington, D.C., solamente para frustrarse al ver como los estudiantes que se graduaban no sabían cómo leer, escribir o multiplicar.

En 1997 cuando estaba embarazada con su quinto hijo, fue que Salcido decide tomar un gran riesgo –abrió su propia escuela ‘charter’ (independiente). Con el nombre de César Chávez, la escuela envió el mensaje a estudiantes que aun siendo pobres, podían lograr ahí grandes cosas. Su primera escuela ‘Cesar Chavez Public Charter High School for Public Policy’ contó con 60 estudiantes. Hoy día, hay cuatro escuelas con 1,400 estudiantes. Salcido quien es considerada una experta a nivel nacional en el tema de las escuelas ‘charters” y de estudiantes en desventaja, recientemente se jubiló tras operar las escuelas por 16 años.

“Fue muy desafiante ser pionera en las escuelas “chárter”, especialmente porque estaba criando a mi familia en ese entonces”. Sin embargo, al enseñarles a los estudiantes de barrios pobres afectados por las drogas y la violencia sobre la política pública y el requerirles que tomaran acción sobre temas que les afectaban, Salcido les enseñó que son ellos los que tienen el poder para tomar el control de sus comunidades y crear un impacto. Ella cree con gran pasión que el acceso a la educación superior debe de ser para todos los estudiantes, sin importar de donde vienen, y que solamente así todas las personas pueden tener una verdadera oportunidad para alcanzar el Sueño Americano y crear cambios.

“Yo me di cuente lo que el colegio puede lograr en la vida de uno”, dijo. “Yo los impulsaba a que descubrieran su pasión y decidieran qué era lo que querían cambiar. Las soluciones están en las manos de nuestros estudiantes – ellos se convertirán en adultos y podrán tener un impacto en lo que sucede en sus comunidades”. “Cuando los estudiantes terminan la preparatoria chárter, los resultados no tienen precio porque sus vidas han cambiado para siempre”.

Salcido recibió el homenaje en el 2005 “Visión y Visionarios” que otorga la Universidad Estatal Cal State Fullerton, además de que se ha dirigido ante el Congreso sobre el tema de las escuelas ‘charters’ y de estudiantes en desventaja. También recibió el premio “Use Your Life Award” que otorga la agrupación Oprah Winfrey Angel Network. Recibió también el Premio en Liderazgo por parte del Comité Nacional Republicano por su dedicación al servicio público y civil. Recientemente, fue reconocida como la “Washingtonian del Año” por la revista Washington Magazine por sus esfuerzos para hacer del área de Washington un mejor lugar para vivir, también fue destacada en el programa de la Televisión Pública Visionarios 19na Temporada.

Para mayor información sobre el Salón de la Fama de Santa Ana College, favor de visitar www.sac.edu/foundation o llame al (714) 564-6091.

Acerca de Santa Ana College
Santa Ana College (SAC), que cumple 100 años en el 2015, ofrece sus servicios a alrededor de 18,000 estudiantes cada semestre en su campus principal en Santa Ana. El colegio prepara a los estudiantes para transferirse a universidades de cuatro años de estudios, ofrece entrenamiento laboral invaluable, y entrenamiento especializado para negocios e industrias. Adicionalmente, otros 11,000 estudiantes están inscritos a través de la Escuela de Educación Continua ubicada en Centennial Education Center. El colegio está clasificado entre los primeros lugares por otorgar el mayor número de títulos de asociados a estudiantes Latinos y Asiáticos. El colegio también es reconocido a nivel estatal por sus programas de entrenamiento completo para enfermeras, bomberos, agentes del orden, y otro personal médico. SAC es uno de dos colegios que se encuentran bajo el auspicio del Distrito Colegial Comunitario Rancho Santiago. Para más información visite www.sac.edu. Para información sobre el Centenario de Santa Ana College, favor de visitar www.sac.edu/100.

# # #

Contact: Judy Iannaccone

Phone: (714) 480-7503

e-mail: